TESTIMONIOS VOCACIONES NATIVAS

"LAS PALABRAS NO SON SUFICIENTES PARA MANIFESTAR LA ALEGRÍA QUE SIENTO POR HABER SIDO LLAMADA A ESTA PRECIOSA VOCACIÓN"

Ángeles María es Hija de Santa María del Corazón de Jesús, nacida en León (España) y, desde hace 7 años, misionera en Guatemala.

Verónica nació en Santa Ana (El Salvador) hace 21 años y actualmente es novicia en la congregación Hijas de Santa María del Corazón de Jesús. Ángeles María la acompaña en su formación.

Ángeles María:

“Conocí providencialmente a las Hijas de Santa María del Corazón de Jesús, y  supe que esa era la senda que Dios quería que recorriera, así que  ninguna otra propuesta pudo vencer la fuerza interior que me atraía a decirle Sí a Dios. Los primeros años de mi vida religiosa los viví en España. Esta experiencia “hizo fuertes mis débiles alas”  y me preparó para volar a la misión “ad gentes”, en concreto a Centroamérica: Guatemala y El Salvador. Volví a renovar mi Sí, esta vez con el temor a lo desconocido y la parte de dolor que lleva el desprendimiento de lo que se ama. No obstante, la seguridad de que estaba cumpliendo el “Sueño de Dios”, me dio fuerza y confianza.

Actualmente, trabajo con mis 24 Hermanas de Comunidad,  en un Colegio en el que evangelizamos a las futuras generaciones del país con un ideario que tiene como fundamento el humanismo cristiano. Tenemos la responsabilidad de un hogar que tiene como objetivo, además de proporcionar a niñas, adolescentes y jóvenes un lugar donde vivir, alimento, vestido, etc., darles una formación integral que las capacite para su integración en la sociedad guatemalteca del futuro. Además, colaboramos en la formación  a otras 40 adolescentes y jóvenes aspirantes  y  35 que se forman en el noviciado. Ayudamos a otras familias que acuden a nosotras con necesidades reales en todos los ámbitos. Como dice un canto “Nos sobran fuerzas y nos faltan brazos” que puedan llegar a todo lo que el Señor nos pide.

Vale la pena formar parte del Sueño de Dios: DALE TU SÍ, ILUSIÓNATE, ANHELA COSAS GRANDES, IDEALES ETERNOS, NO DUDES, HALLARÁS MÁS DE LO QUE DAS”.

Verónica:

“Llegué a las hermanas a través de un amigo seminarista que, al saber que yo tenía inquietudes vocacionales, me llevó a conocerlas. Pues, en un momento dado de nuestra vida, todos tenemos que plantearnos: ¿Cuál es la razón de mi existir? ¿Qué quiero alcanzar en esta vida? Y yo, a mis 14 años de edad, me hice estos planteamientos. Era feliz, participaba en la Iglesia, pero Dios me pedía algo más. Comencé a sentir miedo, pues ¿y si Dios me estaba llamando? ¿Iba a tener la valentía para responder? ¿O me acobardaría ante una realidad hermosa pero, a la vez, desconocida? Yo quería descubrir el querer de Dios y fui al convento que tienen las Hijas de Santa María del Corazón de Jesús en Santa Ana. Tuve la gracia de ser aspirante dos años y, en 2015, ingresé como postulante en el Noviciado Roca Viva de Guatemala.

Las palabras no son suficientes para manifestar la alegría que siento por haber sido llamada a esta preciosa vocación que no cambiaría por nada del mundo y formar parte de ese sueño de Dios para mi vida. No tengas miedo a decir Sí a la llamada de Dios. SÉ MISIONERA DE SU AMOR”.

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer