OMPRESS-PARAGUAY (7-03-19) Las misiones jesuitas han unido en un proyecto común a seis países: Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay. La propuesta que lleva gestándose desde hace años busca conectar 30 misiones levantadas por los jesuitas en los siglos XVII y XVIII. Será un recorrido turístico, histórico y cultural. Se quiere crear, como señalaba un portavoz de la Secretaría de Turismo de Paraguay, Benjamín Chamorro, un camino inspirado “en los caminos de Santiago de Compostela o Ignacio de Loyola” en España.

Los jesuitas fueron expulsados de todos los territorios de la Corona de España, por el rey Carlos III en 1767. Los religiosos tuvieron que abandonar las misiones que habían desarrollado en esta zona de Sudamérica, en la que integraron la cultura indígena y europea de una forma admirable. La primera misión, la de San Ignacio de Guasú, se fundó en 1609. Poco a poco se fueron integrando en estas misiones hasta 100.000 indios guaraníes, creando una cultura propia, con una economía al servicio del bien común, con un acervo musical propio y la fabricación de instrumentos musicales de una calidad extraordinaria y, sobre todo, con la preservación de la cultura guaraní, gracias a la creación de los primeros diccionarios y libros en dicha lengua.

En la actualidad varias de la misiones son Patrimonio de la Humanidad. Aunque cada país ha gestionado algunos de los atractivos históricos y paisajísticos de diversas misiones dejadas por los jesuitas, el proyecto que está en marcha integrará una ruta única, que podrá presentarse a los operadores turísticos internacionales. Se busca además diferenciar cada una de las misiones, como los sistemas hidráulicos y de gestión del agua de la misión de Santa Ana, o una de las primeras imprentas de América, en la misión de Loreto…

No obstante, el problema más grave son las comunicaciones entre las misiones, por eso, un paso importante será la construcción de una carretera que recorra las misiones jesuitas en Paraguay, anunciada en los últimos días por el gobierno paraguayo.