OMPRESS-BÉLGICA (31-01-19) En septiembre de este año abrirá sus puertas un nuevo colegio jesuita en Bélgica que llevará el nombre de Matteo Ricci, el famoso misionero jesuita en China. Se abrirá en Anderlecht, uno de los municipios de Bruselas Capital y será un colegio de secundaria, una institución francófona, con una capacidad para 800 alumnos. La nueva institución formará parte de la red de colegios jesuitas en Bélgica de lengua francesa, que ya cuenta con nueve instituciones.

Según explica los jesuitas, el “Collège Matteo Ricci” tiene como objetivo ofrecer a los jóvenes de los vecindarios circundantes o más distantes (gracias a la buena accesibilidad), especialmente los de la zona multicultural de Bruselas, una educación de calidad, fiel a la tradición de la pedagogía jesuita. Una pedagogía que se articula en torno a cinco puntos clave: atención personalizada a cada alumno, el responsabilizar a cada uno de los alumnos a través de la emulación y el apoyo mutuo, una mirada positiva del mundo, un compromiso con la justicia social y el desarrollo de la vida interior y la espiritualidad. Todo ello, desarrollando el aprendizaje de lenguas a través de la inmersión lingüística.

El colegio ha querido llevar como nombre del misionero Matteo Ricci, el famoso jesuita italiano del siglo XVI que se estableció en China en 1583. Especialmente dotado para las lenguas y con una memoria prodigiosa, logró dominar el chino hasta tal punto que pasó a formar parte de la corte del emperador en 1600. Al convertirse en chino entre los chinos, es considerado como el apóstol de la inculturación, una inspiración de cómo hacer que el Evangelio se reencuentre con una cultura determinada. Una figura inspiradora para el colegio que pondrá en el centro de su proyecto la dimensión intercultural.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer