OMPRESS-IRLANDA (16-04-20) Así ha descrito su nueva labor el recién nombrado director nacional de las Obras Misionales Pontificias en Irlanda, Michael P. O’Sullivan, misionero de los Padres Blancos. Con una extensa experiencia de misión en África y Oriente Medio, sustituye a John Kilcrann, fallecido recientemente. Es uno de los 120 directores nacionales de OMP que forman la red mundial de apoyo a la Iglesia misionera y que se coordina desde la Congregación para la Evangelización de los Pueblos en Roma.

Mons. Kieran O’Reilly, que preside la Comisión de Misiones del episcopado irlandés, considera que el nuevo director nacional con su “conocimiento de los desafíos misioneros actuales a los que se enfrenta la Iglesia traerá una nueva impulso a la labor de World Missions Ireland”, que es como se conoce a las Obras Misionales Pontificas en la isla verde. “La Iglesia Católica en Irlanda continúa ayudando de muchas maneras diferentes a las Iglesias más jóvenes a medida que profundizan su fe y llevan a cabo la misión que nos ha confiado Jesucristo. El conocimiento y la experiencia misionera del P. Michael serán muy valiosas en el puesto que ahora ocupa”.

El nuevo director afirmó que para él es un privilegio haber sido elegido para este papel. “De hecho, es un honor trabajar en una organización que se esfuerza en promover y apoyar la labor vital de nuestros misioneros. En estos tiempos inciertos, me siento con energías para ser parte de una misión tan importante, una misión de fondo que tiene eco positivo en tantas comunidades de la Iglesia en la misión”. Por eso, afirma, “haré todo lo posible para servir tanto a los fieles de Irlanda como a nuestros misioneros en el extranjero promoviendo su vital labor”.

El padre Michael habla francés y árabe con fluidez. Originario de la localidad irlandesa de Co Clare, pidió el ingreso en los Padres Blancos de Templeogue, Dublín. Tras sus estudios en Dublín y Suiza, estuvo dos años en Argelia y completó sus estudios teológicos en Toulouse. Ordenado en 1991, pasó un año en Argelia. También ha tenido como destinos Sudán, Líbano, Jerusalén y los Emiratos Árabes Unidos. En enero de 2019, actuó como Coordinador de la Visita Papal a este último país. La visita del papa Francisco, la primera de un pontífice a un estado del Golfo, fue vista como un paso importante para el diálogo entre cristianos y musulmanes.