OMPRESS-ROMA (25-11-19) En esta Solemnidad de Cristo Rey, el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida anunciaba la creación del Organismo consultivo internacional de jóvenes, compuesto por 20 jóvenes provenientes de diversas regiones del mundo y de algunos movimientos, asociaciones y comunidades internacionales. Se trata de una petición que formuló en su momento el Documento Final del Sínodo de 2018, al solicitar la creación de un organismo que reforzara la actividad de la oficina de jóvenes del Dicasterio.

“El Sínodo”, decía aquel documento en su número 123, “pide que sea efectiva y ordinaria la participación activa de los jóvenes en los puestos de corresponsabilidad de las Iglesias particulares, como también, en los organismos de las Conferencias Episcopales y de la Iglesia universal. Asimismo, pide que se refuerce la actividad del Departamento de Jóvenes del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, mediante la constitución de un organismo de representación de los jóvenes a nivel internacional, entre otras posibilidades”.

Los 20 miembros nombrados para el próximo trienio son chicas y chicos. Vienen de África (Guinea, Uganda, Sudáfrica), de Asia (Indonesia, India, Japón, Líbano) de América (El Salvador, Puerto Rico, Chile, Brasil, Estados Unidos, Canadá), de Europa (Eslovenia, Países Bajos, Austria, Francia, Italia, Portugal) y de Australia. De Se trata de jóvenes que estuvieron implicados en diversas fases del proceso del sínodo. Serán los responsables de colaborar el nuevo impulso misionero que el Documento Final pedía que abarcara desafíos urgentes y ámbitos como el entorno digital, los emigrantes, el papel de la mujer, la visión cristiana de la sexualidad, o la economía, la política, el trabajo y la casa común. La primera reunión de este organismo será en abril de 2020.