OMPRESS-PERÚ (3-04-19) La Conferencia Episcopal Peruana ha lamentado en un comunicado el fallecimiento del misionero inglés, Paul McAuley, del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas – La Salle, que era encontrado sin vida este martes 2 de abril, en Iquitos.

“El Hermano Paul McAuley, presidente de la Red Ambiental Loretana y asesor de la Organización de Estudiantes de la Amazonía Peruana, fue un conocido defensor del medio ambiente, identificado plenamente con la realidad de la Región Loreto y la problemática de los Pueblos Indígenas”, señala el comunicado.

Este hermano misioneros había nacido en Portsmouth, Inglaterra, el 29 de octubre de 1947. Filósofo y matemático con maestría en teología, se trasladó al Perú en 1995 y se internó en Zapallal, distrito de Puente Piedra, Lima, donde fundó el colegio Fe y Alegría N° 43, en un sector de asentamientos humanos. Posteriormente, trabajó en Moyobamba y San José de Amazonas. Los últimos 19 años, este hermano de La Salle los pasó en Iquitos, en la Amazonía peruana. Allí desempeñó la labor de asesor en la radio La Voz de la Selva, del Instituto Superior Pedagógico Público Loreto, a cargo de los Hermanos de La Salle. Participó de diversos proyectos de desarrollo en los pueblos ribereños del Amazonas y del Huallaga. Asimismo, dedicó sus esfuerzos a conseguir más fondos para que los estudiantes indígenas que llegaban a Iquitos a hacer sus estudios nos los abandonaran por motivos económicos.

Destacó por su lucha por preservar el medio ambiente, por lograr que las “riquezas” de la selva tan codiciadas por grandes empresas redundaran en beneficio de quienes vivían en ella, con una explotación de los medios juiciosa, con valor agregados. En 2010 estuvo a punto de ser deportado del país, algo que paró una verdadera movilización de las Iglesia y de los indígenas. Se empeñó en salvaguardar, lo que el Papa Francisco llama en la “Laudato Si’”, la casa común.