OMPRESS-FILIPINAS (27-05-19) La Iglesia de Palawán, en Filipinas, ha alcanzado su objetivo de plantar 10.000 árboles en el Espacio Protegido del Monte Mantalingahan, en el sur de esta isla, Palawán, en forma de brazo que se extiende hasta Borneo. Según Mons. Sócrates Mesiona, obispo del Vicariato Apostólico de Puerto Princesa, basado en la evaluación inicial realizada en mayo de este año, ya han plantado más de 10,000 árboles en diferentes lugares de Brookes Point, en la zona sur de la isla que da al Mar de Joló.

“Se ha tratado de un programa continuo de plantación, desde agosto del año pasado, entre los palawans, nuestros socios indígenas”, explicaba el prelado. Es una puesta en práctica de la encíclica “Laudato Si” del Papa Francisco, y se ha podido poner en práctica también gracias a la ayuda de los misioneros agustinos del grupo de misión para los pueblos indígenas filipinos. La hermana agustina Mae Juanitas explicaba en un comunicado de la Conferencia Episcopal Filipina, que los árboles que no sobreviven, debido al clima y a otros factores, son reemplazados inmediatamente para asegurar que el objetivo se alcance realmente. El cuidado del medio ambiente forma parte de la cultura de los pueblos que habitan en Palawán, lo que se suma al fin medioambiental y de cuidado de la creación al que animaba el Papa Francisco.