OMPRESS-PORTUGAL (22-10-19) Este domingo, día del DOMUND, tuvo lugar en la localidad portuguesa de Cernache do Bonjardim, diócesis de Portalegre-Castelo Branco, la inauguración de la estatua dedicada al obispo portugués António Barroso (1854-1918), en proceso de beatificación.

La estatua de bronce de este misionero se halla ubicada frente al “Seminario de la Misiones de Ultramar”, en donde durante años se prepararon sacerdotes misioneros desde 1856 a 1912. En él se ordenaron 320 sacerdotes que partieron para la misión, entre ellos el propio António Barroso. El monumento incluye por ello los nombres de cada uno de estos sacerdotes misioneros y se encuadra en las celebraciones del año misionero promulgado por la Conferencia Episcopal Portuguesa en consonancia con el Mes Misionero Extraordinario de este octubre.

El obispo de Oporto, Manuel Linda, que inauguró el monumento recordó a los presentes que los misioneros son los “grandes promotores de la verdadera cultura de la globalización”, son expresiones sublimes de la raza humana y constructores del “nuevo hombre” creado a ejemplo de Jesucristo. Por ello, “es necesario rescatar todas estas dimensiones del olvido, sacar a la luz todos estos logros, dar voz a aquellos que, por estas razones, sufrieron la soledad, la enfermedad, el martirio y la muerte”.

António José de Souza Barroso nació el 5 de noviembre de 1854 y murió el 31 de agosto de 1918 en Oporto, a los 63 años. Considerado uno de los más grandes pensadores de la misión del siglo XIX, António Barroso promovió la renovación del Colegio de Misiones de Ultramar y fue el precursor de la Sociedad Portuguesa de Misiones Católicas de Ultramar, actualmente conocida como la Sociedad Misionera de Buenas Nuevas, fundada por Pío XI en 1930. En la estatua, aparece con una azada en una mano y una cruz en la otra, proclamación simbólica del Evangelio y del trabajo para la promoción y el desarrollo de los pueblos. Barroso fue misionero en el Congo, obispo en Mozambique desde 1891 hasta 1897, después obispo de São Tomé de Meliapor en la India desde 1897 a 1889 y, finalmente, obispo de Oporto, en la misma Portugal, desde 1889 hasta 1918.