OMPRESS-ECUADOR (10-02-21) El obispo del Vicariato Apostólico de Puyo, el misionero burgalés Rafael Cob, habla sobre esta exposición inaugurada en Puyo, para recordar también el Sínodo de la Amazonía, que fue “histórico”. “Los que vivimos en la Amazonia”, explica el obispo, “queremos celebrar con alegría este primer aniversario, por eso hemos preparado esta exposición fotográfica de los pueblos originarios y de la acción que la Iglesia ha desarrollado a lo largo del tiempo”, en el Primer Aniversario de la publicación de la Exhortación Apostólica Postsinodal “Querida Amazonia” del Papa Francisco al pueblo de Dios y a todas las personas de buena voluntad.

El misionero recuerda que la exhortación se publicó el 12 de febrero de 2020, una “fecha histórica – afirma el Prelado – justamente el 12 de febrero, día de la Amazonía en el Ecuador. Por ello, también ese día fue bendecido e inaugurado el ‘Centro de Formación Ambiental Pachamama’, dentro del parque Laudato sí, y es ahí donde hemos iniciado esta exposición fotográfica con los mensajes de Querida Amazonía, con fotografías de los pueblos originarios de Sarayaku, de Pacayaku, de tantos pueblos que en definitiva son ahora ese referente histórico y esa memoria, como decía el Papa, para el cuidado de la naturaleza”.

Mons. Rafael Cob recuerda su participación en la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la Región Panamazónica, evento eclesial que se llevó a cabo en Roma del 6 al 27 de Octubre de 2019. “Por ello también invitamos a todos a celebrar este aniversario de la Exhortación ‘Querida Amazonia’, ya que ese Sínodo Amazónico, podríamos decir, fue histórico, único, inédito, en el que participaron tantos pueblos originarios, tantos hombres y mujeres que supieron aportar para la Amazonía. Por ello, adelante, vamos con esa Iglesia, misionera y sinodal que en el Sínodo Amazónico fue también una referencia en vivir esa comunión, ese juntos soñar, ese juntos también construir”.

En este sentido, el obispo de Puyo manifiesta su agradecimiento “a Dios por la creación que nos dejó en la Amazonia, pulmón de la humanidad y juntamente con este agradecimiento el compromiso que todos debemos realizar en favor de este planeta tierra, nuestra casa común. Que sepamos también comprometernos a cuidarlo, que sepamos contemplar, que sepamos escuchar, que sepamos vivir en definitiva en armonía, cómo vive la naturaleza y que esa armonía nos lleve también a vivir la fraternidad. Sabemos que juntos podemos salir de todos esos problemas, juntos podemos también caminar hacia nuevos horizontes, remar mar adentro; por ello, vivamos con alegría esta ‘Querida Amazonia’ en su primer aniversario, celebremos con nuestro compromiso en defensa de la vida, de la vida de la Amazonia y de los pueblos amazónicos que en esta Amazonía viven, que Dios nos bendiga a todos”.