OMPRESS-PAKISTÁN (16-07-19) La misionera irlandesa Berchmans Conway recibirá el más alto reconocimiento que otorga la Universidad St Mary, en Twickenham, por sus 70 años dedicados a la enseñanza en Pakistán. La medalla “Benedict” será entregada a la hermana Berchmans por el arzobispo de Westminster y canciller de la Universidad, el cardenal Vincent Nichols.

Como informa la Conferencia Episcopal Irlandesa, la hermana dio clases a la asesinada primera ministra de Pakistán, Benazir Bhutto, así como Asma Jahangir, una reconocida activista por los derechos humanos, recientemente fallecida, además de a numerosas mujeres que han asumido responsabilidades de primer nivel en un país, Pakistán, donde la mujer se enfrenta a numerosas discriminaciones. La misionera, miembro de la congregación de Jesús y María, dio clases en Lahore, Murree y Karachi.

En 2012, cuando era la directora del colegio de Karachi, recibió el reconocimiento Sitara-i-Quaid-i-Azam, uno de los mayores reconocimientos civiles otorgados por el presidente de Pakistán, por sus servicios a la educación y a la promoción de la armonía interreligiosa en el país. La antigua miembro del gobierno británico, la baronesa Sayeeda Warsi, que es profesora visitante en la Universidad St Mary, declaró que el gobierno de Pakistán debería considerar el dar la ciudadanía honorífica a la monja irlandesa, en reconocimiento por una vida de enseñanza y promoción de las relaciones interreligiosas. “La hermana Berchmans enseñó a niños musulmanes, cristianos, farsis e hindúes en los colegios de Jesús y María en Lahore, Murree y Karachi para promover la educación, el empoderamiento y la armonía interreligiosa. Ella merece ser reconocida a todos los niveles”, dijo la baronesa Warsi. “Tuve el privilegio de visitar a la hermana Berchmans en Karachi”, añadió, “y vi de primera mano como su labor y presencia han creado toda una vida de entendimiento religioso”.

Nacida en Clashmore, en el condado de Clare, al oeste de Irlanda, en 1930, entró en la congregación de Jesús y María en 1951, en Willesden, Londres. Hizo su noviciado en Gortnor Abbey, y tras pasar un año y medio en España, fue destinada a Pakistán en 1953. Sólo tenía 24 años.