En las OMP en España llevamos muchos años difundiendo y fomentado las experiencias de voluntariado misionero de jóvenes. Están organizadas por muchas instituciones de la Iglesia en España: parroquias, Delegaciones de Misiones o de Juventud, institutos misioneros, congregaciones religiosas, universidades.

 

Estas experiencias de voluntariado misionero se ofrecen también en muchos otros países porque son un gran estímulo para la formación personal y cristiana de los jóvenes. Por eso es una gran alegría constatar que sean recogidas en el texto “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”. Éste es el Documento de trabajo correspondiente a la XV Asamblea General ordinaria del Sínodo de los Obispos, que tendrá lugar del 3 al 28 de octubre de este año.

En la rueda de prensa de presentación del mismo -el pasado 19 de junio- el cardenal Lorenzo Baldiserri, Secretario General del Sínodo de los Obispos, señalaba que el documento está divido en tres partes. Se trata de seguir un método de discernimiento en tres pasos: reconocer, interpretar, elegir. Señalaba que reconocer es participar de la mirada de Dios sobre la realidad, observando la forma en que Dios nos habla a través de ella. Interpretar la realidad es profundizar hacia una visión integral y sinfónica para vencer la confusión y resolver la fragmentación. Y que, por último, de todo ello se desprende la necesidad de elegir para llegar a decisiones concretas, proféticas y prácticas.

Por eso en la última parte se han recogido algunas “buenas prácticas” -en palabras de Mons. Fabio Fabene, Subsecretario del Sínodo- provenientes de las respuestas al Cuestionario del documento preparatorio. Se proponen en el Documento de trabajo como pistas orientativas a toda la Iglesia para favorece el objetivo de la Asamblea del Sínodo de “ayudar a todos los jóvenes, sin excluir a ninguno, hacia la alegría del amor”, porque los jóvenes pueden “con su presencia y su palabra ayudar a la Iglesia a rejuvenecer su rostro” (n. 1 del Documento).

Una de las “buenas prácticas” de la pastoral con jóvenes que ayudan a este fin son las experiencias misioneras que hacen los jóvenes, frecuentemente en su tiempo de vacaciones. De ellas se dice literalmente en el Documento de trabajo en número 195:

“Para muchos jóvenes, el voluntariado internacional es capaz de combinar la sensibilidad a la solidaridad con la aspiración de viajar y el descubrimiento de otras culturas y mundos desconocidos: se trata también de un lugar de encuentro y colaboración con jóvenes alejados de la Iglesia y no creyentes. El voluntariado misionero, cuidado y desarrollado en muchos países y por varios Institutos de vida consagrada masculinos y femeninos, es un don particular que la Iglesia puede ofrecer a todos los jóvenes: la preparación, el acompañamiento y el asumir desde una perspectiva vocacional una experiencia misionera es un campo privilegiado para el discernimiento vocacional de los jóvenes”.

De las experiencias misioneras de jóvenes se resaltan varias cosas: su motivación en la sensibilidad de los jóvenes por la solidaridad junto el deseo de viajar y conocer; de ahí surge la oportunidad de encontrar a otros jóvenes alejados de Cristo y de la Iglesia. Por eso las califica de “un don particular que la Iglesia puede ofrecer a todos los jóvenes”, porque además pueden ser un medio muy eficaz de discernimiento vocacional.

Las experiencias de voluntariado misionero son una riqueza tanto para los jóvenes que tienen la oportunidad de participar en ellas como para las comunidades que les envían o que les reciben. La Iglesia ha recibido de Cristo la misión de propagar el reino de Dios por el mundo entero sin distinción de fronteras, de culturas o de condicionamientos humanos. Los misioneros han entregado su vida a esta hermosa tarea y que los jóvenes puedan colaborar y compartir la fe en Cristo y la experiencia de Iglesia es un gran don. Sólo la Iglesia en la persona de los misioneros les puede ofrecer este don; por eso, muchas instituciones eclesiales lo brindan organizando experiencias misioneras para jóvenes de las que muchos se benefician.

En las OMP en España nos alegramos de este reconocimiento que se hace en el Documento de trabajo de la XV Asamblea General ordinaria del Sínodo de los Obispos y animamos a todos a unirnos a los jóvenes que van a hacer sus experiencias misioneras, orando por ellos y siguiendo en las redes sociales el hashtag #VeranoMisión.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer