OMPRESS-ALCALÁ (9-03-21) Todos los años la Delegación de Misiones de Alcalá de Henares ha organizado un viaje misionero para jóvenes, unos viajes que el verano pasado tuvieron tristemente que interrumpirse por la pandemia. Ahora parece que han sido los mismos jóvenes quienes se han interesado por ellos.

Así lo cuentan desde la delegación de misiones alcalaína: “La capacidad de entrega de los jóvenes siempre nos sorprende y nos conmueve. Después de un año de covid-19, con todos los sufrimientos derivados de esta pandemia, han sido ellos mismos los que han escrito preguntando si este verano no vamos a organizar un viaje misionero. Y nos han obligado a reconocer que, efectivamente, hoy, más que nunca, es tiempo de donarse. Aun con todas las prudencias necesarias en estos momentos”.

Desde hace varios años, esta delegación organiza cada verano un viaje misionero para jóvenes. La partida suele hacerse en torno al 7 u 8 de agosto, tras participar el día 6 en las fiestas en honor de los santos patronos de la diócesis de Alcalá, los Santos Niños Justo y Pastor, y ser enviados por el obispo, Mons. Reig Pla. Tras los mails recibidos, la delegación se ha puesto en contacto con el Consulado de Ecuador en España para tantear las posibilidades y han comprobado que allí, a día de hoy, la puerta está abierta, siempre que se llegue con una PCR negativa.

Como explican desde la delegación, un viaje misionero siempre comporta unos riesgos. La situación actual añade nuevos riesgos que cada uno debe asumir, pero, explican, “estamos dispuestos a lanzarnos. Siempre hay tiempo de cancelarlo si la situación empeora, pero si no comenzamos a prepararlo ya, no habrá tiempo de organizarlo después”. Para ello contarán con la imprescindible ayuda, acogida y acompañamiento de las comunidades de Siervos y Siervas del Hogar de la Madre en Guayaquil y Manabí. Su conocimiento de la realidad de Ecuador ha sido siempre una guía importantísima en el desarrollo de las actividades que se han desarrollado allí.

Los jóvenes que estén interesados en este viaje misionero pueden ponerse en contacto con misiones@obispadoalcala.org, para poder ir dando pasos concretos. Además del precio del billete – que dada la falta de demandan están ahora muy bien de precio, apuntan desde la delegación –, hay que contar con unos 200 euros para los gastos de alimentación, transporte y alojamiento. Un viaje que puede ser barato económicamente, pero rico de experiencias.