OMPRESS-VALENCIA (07-10-19) La Basílica de la Virgen de los Desamparados de Valencia acogía este viernes una vigilia de oración con jóvenes de la diócesis, en la que la misión y los misioneros fueron la fuente de inspiración de la plegaria.

En la vigilia de este viernes, que presidió a las 22:00h el obispo auxiliar de Valencia, Mons. Arturo Ros, con las misioneras y los jóvenes del Verbum Dei en los coros. Han sido numerosos los chicos y chicas que, junto con la Delegación de Misiones, estos meses de julio y agosto han dejado sus vacaciones aparcadas para centrarse en los más necesitados en países como Honduras, Perú, Cuba, Ecuador, República Dominicana o Mozambique. Esta vigilia ha sido una oportunidad para compartir lo que uno de ellos decía traerse en la maleta: “un cúmulo de experiencias, emociones y sentimientos que hemos vivido durante el voluntariado misionero”. Una vigilia misionera para dar gracias: “Gracias por fortalecer nuestra fe, aquella que nos regalas y nos invita a ser cada día un poco mejores, a buscarte cada día un poco más y a llevarte a todos los rincones del mundo”, expresaba uno de estos chicos.

Por otro lado, hubo oportunidad también de recordar a los jóvenes las iniciativas diocesanas en las que pueden participar, como “Jóvenes que dejan huella”, la posibilidad de acudir a las oraciones itinerantes de Taizé que se realizan en las diferentes parroquias de la diócesis, así como el encuentro europeo al estilo Taizé que este año se celebrará en Breslavia del 28 de diciembre al 1 de enero.