OMPRESS-VITORIA (07-10-19) La actividad central del Mes Misionero Extraordinario en la diócesis de Vitoria será es la exposición “100 años de compromiso misionero. 100 urte misio Konpromisoarekin”. Una exposición que recoge un siglo de entrega a la misión de la diócesis vasca y de las congregaciones e institutos misioneros que tienen su sede en ella y cuyas filas de misioneros se han nutrido de cientos de alavesas y alaveses que han dejado todo para partir a la misión.

La exposición fue inaugurada la pasada semana, con la presencia del obispo de la diócesis, Mons. Juan Carlos Elizalde, y el director nacional de las Obras Misionales Pontificias, José María Calderón, así como de representantes de los grupos y comunidades implicadas en la animación misionera de nuestra diócesis.

La exposición sirve de marco para los testimonios. Como el de la misionera Teo Corral, de las Carmelitas de la Caridad, que el pasado día 3 compartió su testimonio siempre vivo e interpelador. Fue desgranando lo que había aprendido de las personas con las que había convivido en los distintos lugares de misión: Togo, Chad, Centroáfrica, Ceuta…

También se ha comenzado con los talleres adaptados a los colegios que se acercan al espacio de la exposición. Esta semana habrá diversos talleres y dos vídeo fórum. Uno alrededor de la figura de D Bittor Garaygordobil que fue obispo en Los Rios, Ecuador, y padre conciliar, y otro sobre la película “De Dioses y Hombres”, que va a contar con la presencia de Miguel Maria Larburu, Padre Blanco que conoció personalmente a algunos de los protagonistas.

La exposición, que tiene su inspiración en el Mes Misionero Extraordinario convocado por el Papa Francisco para el próximo octubre, está realizada en nada menos que 50 paneles móviles. Adentra al espectador que a ella acuda en lo que ha sido y sigue siendo una verdadera aventura misionera. Se entrelazan los testimonios de las congregaciones religiosas con la labor de animación misionera de los grupos de misiones y solidaridad de la diócesis, uniéndose la misión allí y la misión aquí.