OMPRESS-TARRAGONA (24-09-19) Este año se celebra el centenario de la carta apostólica Maximum Illud de Benedicto XV. Fue el primer documento pontificio moderno sobre las misiones que quiso dar un impulso al compromiso misionero de anunciar el Evangelio. Con la celebración en octubre del Mes Misionero Extraordinario, el Papa Francisco brinda la oportunidad de poner en valor y reflexionar, en cada diócesis de la Iglesia, sobre cómo se vive la dimensión misionera. La finalidad del Mes Misionero Extraordinario es mantener viva la conciencia misionera universal de la Iglesia, para que todos llevemos en el corazón el anuncio del Evangelio, y la prioridad de conversión misionera y evangelizadora de nuestras comunidades, acrecentando así la pasión por Jesús y la pasión por su pueblo.

La delegación diocesana de Misiones de Tarragona, comprometida con este Mes especial hace hincapié en la necesidad de que nuestra implicación en la Misión no se vea reducida a una simple aportación económica, sino a vivir una comunión de espíritu, de colaboración recíproca, de apoyo mutuo.

El ofrecimiento de Misiones de Tarragona a totas las parroquias y comunidades diocesanas sugiere cuatro caminos de preparación. En primer lugar, la reflexión: dedicar alguna reunión en los consejos parroquiales a dialogar, reflexionar sobre si la misión está presente en la pastoral y cómo visualizarla. Para ello puede facilitarse material desde la Delegación. El segundo camino es el testimonio: contactar con misioneros que nos son cercanos, sean de congregaciones religiosas o diocesanos, para escuchar su testimonio, acerca del Domund o en celebración litúrgica. La tercera vía es la catequesis: animar a catequistas y educadores a trabajar los materiales de la jornada del Domund y, a ser posible, contar también con algún testimonio misionero; hacerlo extensivo donde haya catequesis familiar, conjuntamente padres, madres e hijos. El cuarto camino de preparación es con los jóvenes: identificar también a los jóvenes de los grupos scout u otros del entorno, que hayan participado en una pequeña experiencia misionera para compartir su mirada con las y los jóvenes que están haciendo proceso cristiano. La Delegación cuenta con jóvenes que han vivido alguna de estas experiencias. Todas las actividades de preparación en parroquias y comunidades tienen muy presentes a los 38 misioneros y misioneras de la archidiócesis.

El martes 1 de octubre, festividad de Santa Teresa de Lisieux, patrona de Misiones, a las 19:30 h, en el Monestir de Santa Maria de Vallbona habrá vísperas y eucaristía en plegaria con el arzobispo, toda la archidiócesis, unidos a nuestros misioneros.

El sábado día 5, a las diez de la mañana, en la catedral de Tarragona, eucaristía de envío, en solidaridad y caridad al lado de los misioneros y misioneras: empieza un nuevo curso enviados por el arzobispo, a dar testimonio.

El sábado 19 de octubre, el llamado Tren Misionero, tiene como destino Montserrat, en un encuentro conjunto de todas las diócesis de Cataluña. Una jornada de oración, reflexión y celebración en el marco del Día Mundial del Domund. A la jornada están invitados a participar niños y niñas y jóvenes de escuelas y grupos parroquiales, miembros de comunidades religiosas, sacerdotes, misioneros y familias en general.