“Yo soy una misión en esta tierra” (Francisco); una misión que desde el amor

de Cristo realizamos en comunidad, en Iglesia y en apertura al mundo

entero.

 

Del 3 al 5 de mayo tendrá lugar en El Escorial (Madrid) el XVI Encuentro Misionero de Jóvenes promovido por la Dirección Nacional de las OMP en España. Su lema es “Juntos somos misión” porque su objetivo es profundizar en la dimensión comunitaria de la misión. En este periodo de preparación para el Mes Misionero Extraordinario convocado por el papa Francisco, esta edición del Encuentro se propone ayudar a los jóvenes a una mayor inserción en la misión universal de la Iglesia. Cuando el Santo Padre afirma “Yo soy una misión en esta tierra” (EG 273), hay que comprender que esta misión -desde el amor de Cristo- se realiza en comunidad, en Iglesia y en apertura al mundo entero.

El itinerario de este Encuentro Misionero de Jóvenes quiere visualizar esta dinámica; para ello, parte de la experiencia de los jóvenes que quieren colaborar con la misión. Al igual que al inicio de la labor apostólica de la Iglesia, los jóvenes han tenido un encuentro con Jesús. En el libro de los Hechos de los Apóstoles se narra como del encuentro con Jesús Resucitado de los discípulos se funda la Iglesia para llevar el anuncio a todos. Por eso hay que dar también el paso del individuo a la comunidad y ver cómo la misión de la Iglesia se enriquece por muchos grupos diversos: Iglesia diocesana, comunidades, asociaciones, etc., es la riqueza de la vida de la Iglesia. Una riqueza que es para compartirla con los demás y con el mundo entero.

En este Encuentro el objetivo es compartir esta experiencia entre los participantes. La dinámica del Encuentro -y en sintonía con el lema- es partir el sábado mañana de la experiencia personal del encuentro con Cristo, iluminada por la escucha de algunos relatos del evangelio donde se resalta el encuentro personal con Cristo, culminando en la oración de adoración. La riqueza precisamente está en vivirla en comunidad: la experiencia del otro refuerza la propia. El sábado por la tarde se reflexionará sobre la importancia de compartir y escuchar para vivir la experiencia de la comunidad. Es lo que construye a la Iglesia, donde nos enriquecemos recíprocamente; por eso, “juntos somos misión”. La misión nos abre al horizonte de la universalidad el mensaje de Jesús, que nos lanza al mundo entero; el domingo por la mañana, se profundizará en la misión ad gentes y la vocación misionera.

Pueden participar jóvenes menores de 35 años interesados por la actividad misionera de la Iglesia y grupos de jóvenes que participan en experiencias misioneras temporales. Para inscribirse hay que descargar en la página web la ficha de inscripción y enviarla a la correspondiente Delegación Diocesana de Misiones.