OMPRESS-BILBAO (27-02-18) El mes de marzo tiene un significado misionero especial para las tres diócesis vascas. Celebran la tradicional Campaña de Misiones Diocesanas Vascas en San José. La campaña cuenta con la participación de las “Voces del Sur”, testigos que acercan la realidad del “allí”.

Este año estas “voces” serán las de Consuelo Pillajo y Matilde Rivera, dos religiosas Marianitas. Ambas llevan varios años desarrollando su tarea en África. Serán las “voces” que recorrerán con sus testimonios las tres diócesis vascas. A su llegada han estado en Artebakarra, compartiendo unos días con personas de las tres delegaciones de Misiones Diocesanas. A partir del 6 de marzo recorrerán varios puntos de Bizkaia: Bilbao, Gernika, Balmaseda, Euba… Estarán también con el grupo Norte y Sur y en los centros Diocesanos de Begoñazpi y Artxandape, así como en el Seminario Diocesano.

Consuelo Pillajo, Marianita, ecuatoriana de Quito, lleva 10 años trabajando en Kenia. “Este compartir –dice- es algo nuevo para mí, conozco algunas personas y parroquias y sé que se da apertura para compartir nuestra vivencia en tierras africanas y sentir que tenemos hermanos que nos apoyan desde aquí. Este mes es muestro tiempo de descanso, físico y espiritual, momento de tomar fuerzas para seguir con la misión”.

Matilde Rivera, Marianita, también ecuatoriana, lleva 37 años en la congregación, de los que 19 han transcurrido en África, 5 de ellos en Kenia. “La experiencia misionera para mí –explica- es una gracia de Dios, porque es el camino que Dios me muestra para seguirlo y compartir con mis hermanos, experiencia de la que yo he salido beneficiada”.

Matilde resalta que también viene con mucha ilusión, porque después de la campaña harán un retiro en Loyola, ya que en la misión están muy alejadas y esto les ayuda a recuperar energías y fuerzas vitales en el Espíritu. “Importante dejar todo, dejar de preocuparse en cómo estarán allá y confiar en las que quedaron allá y en Dios”.